Organizando un Viaje (II)

En la segunda entrada de esta serie describo cómo organizo mi mochila y aconsejo sobre los chécheres para llevar. Si quieren leer la primer parte donde hablo acerca del destino, fecha del viaje, documentación, dinero y salud, pueden seguir el siguiente enlace:  Organizando un Viaje (I)

Ya está todo listo, hay un boleto para llegar a un lugar específico un día cualquiera, está el pasaporte actualizado, los papeles, las visas, el seguro comprado y llega la hora de enfrentarse a la mochila, lo que a mi sinceramente me toma días.

1. LLEVAR SÓLO LO NECESARIO

Se supone que al ser un viaje muy largo se necesitan muchas cosas pero al mismo tiempo el peso no se puede convertir en un obstáculo o en el enemigo de la espalda, de manera que el primer consejo es llevar lo estrictamente necesario. No es nada fácil porque siempre existen los “por si acaso”, pero con estos la maleta queda a punto de reventar y por lo general esos mismos son los que a mitad del viaje uno se da cuenta que nunca los utilizó y terminan botados en los hostales o regalados a los amigos del camino.

Ahora, la diferencia entre lo que es útil y no lo es, para mí tiene que ver principalmente con lo ornamental. Por ejemplo tengo tres pashminas de diferentes colores y cada una la utilizo en Bogotá para combinar con diferentes pantalones, en un viaje estos trapos son muy útiles pero llevar tres genera más peso y menos espacio, así que elijo solo uno independiente que se vea bien o no con todo.

2. ¿EN DÓNDE LLEVARLO?

Por lo general llevo dos maletas y mi guitarra.

Maleta Pequeña

Esta es para mí la más importante porque carga todo lo de valor, nunca la suelto, siempre va conmigo. En el siguiente dibujo hago un recuento de qué llevo allí, parece que necesitara una maleta enorme para cargar con todo esto pero la realidad es que son objetos ligeros y pequeños que caben fácilmente en esta.

Organizando_Un_Viaje_CuentosDeMochila-03-03

Maleta Grande

En esta cargo todo aquello que tiene más peso, volumen, la que puedo poner sin miedo a daños en la bodega del avión, de los buses, la que puedo botar sobre un camión cuando hago dedo y la que se podría perder (espero que nunca les pase) porque todo es total y fácilmente recuperable, es decir que no compromete documentos, archivos ni objetos tecnológicos o de valor.
Organizando_Un_Viaje_CuentosDeMochila-02

3. ¿CÓMO NO OLVIDARLO?

Soy una persona despistada y fácilmente puedo olvidar hasta el cepillo de dientes, así que la mejor manera para recordar qué debo llevar, es con un dibujo similar al de las maletas pero que me recuerde qué utilizo en cada parte de cuerpo.

Organizando_Un_Viaje_(II)_CuentosDeMochila-01Organizando_Un_Viaje_(II)_CuentosDeMochila-04

4. REVISIÓN FINAL

Mi consejo es siempre revisar antes de cerrar las mochilas para no olvidar nada y para desapegarme de todo aquello que metí en un primer momento pero sé que no es necesario, sobre todo si el peso está sobrepasando mi fuerza física.

No se pierdan el próximo post de esta serie, acerca del dinero, el transporte, el hospedaje y la comida durante el viaje. Organizando un Viaje (III)

*¿NECESITAS UN SEGURO DE VIAJE?
¡Cotiza, pregunta y compra con Asegura tu Viaje!
asegura_tu_viaje-ypf- beneficio- serviclub

About Natalia Méndez Sarmiento

Voy por el mundo con una mochila al hombro y una libreta recolectando historias, experiencias, sensaciones, conociendo personas, disfrutando paisajes y escribiendo para difundir mi pasión por los viajes.

Comments 8

  1. Fiorella 16 febrero, 2016
    • Natalia Méndez Sarmiento 17 febrero, 2016
  2. natalia Pia 25 julio, 2016
  3. Verito 16 octubre, 2016
    • Natalia Méndez Sarmiento 24 octubre, 2016
  4. Lorena Caballero 12 abril, 2017
    • Natalia Méndez Sarmiento 17 abril, 2017

Deja un comentario